Planetes

Parece que siempre acabo volviendo al mismo lado una y otra vez. El Universo es como un imán para mi desde que era niño y lo sigue siendo. Creo que hay pocas cosas que sean capaces de fascinarme más que todos los los misterios que aún desconocemos sobre ese lugar infinito en el que viajamos a encima de este planeta.

Recuerdo que la primera vez que me preguntaron la famosa cuestión aquella de “hijo, ¿y tú qué quieres ser de mayor?”, mi respuesta siempre era la misma: astronauta o astrónomo. A día de hoy sigue siendo una especie de sueño frustrado esto de viajar al espacio y, posiblemente, por eso siempre ando detrás de series o películas de esta temática.

Si algo bueno tiene esta serie es que busca ser realista. El simple hecho de que los protagonistas sean trabajadores que se encargan de recuperar desechos espaciales ya dice mucho de ello. Posiblemente ninguno de nosotros nos hubieramos fijado en un problema como ese que ya está empezando a ser algo a tener muy en cuenta de cara no ya solo a un futuro próximo si no a este mismo presente, y eso es algo que en la serie nos dejan muy claro. Un solo tornillo que vague en la órbita espacial puede ser capaz de destruir un satélite e incluso un hipotético transporte del futuro. Uno de los “peros” que le pondría a la serie es que hay una gran cantidad de capítulos que me parecieron bastante vacíos. Entiendo que querrían centrarse en los personajes y sus anhelos, pero aún así me dio la sensación de que les faltó algo.

Como es obvio, los protagonistas irán evolucionando y pasando por diferentes estadios. Pero la gracia de la serie, para mi, más que los protagonistas, son todos los conflictos humanos posibles entre explotación de recursos de las empresas, conflictos entre paises pobres o ricos y, finalmente, el mensaje de que todos formamos parte de lo mismo, el Universo.

No podemos olvidar que provenimos de él, quizás por eso sintamos esa fascinación por él. Pero nosotros somos consciencia del propio cosmos. Todo nuestro cuerpo y todo nuestro material procede de él y, por lo tanto, nosotros mismos somos la esencia de ese Universo, no se si la única de este modo, pero si parte de él. Esto nos lleva a la conclusión de que todos estamos unidos, de que todos formamos parte de algo, aunque en estos últimos tiempos es, quizás, cuando más solos nos encontremos. Todos somos polvo espacial.

Lo que más me fastidia es que no voy a poder ser testigo de todos los avances que permitirán que el ser humano viaje por ese mar negro infinito y, sobretodo, de saber hasta donde podemos llegar en él. Fuimos capaces de cruzar toda África hasta llegar a los diferentes continentes; fuimos capaces de cruzar mares y océanos y fuimos capaces de llegar hasta la Luna. La historia del ser humano es una historia de guerras, amor, crueldades, injusticias, invenciones increíbles, grandes actos y, sobretodo, una historia de superación increíble. Exactamente como les ocurre a todos los personajes de la serie mientras van transcurriendo los episodios.

¿Hasta dónde llegaremos?

“El cosmos es todo lo que es, todo lo que fue y todo lo que será. Nuestras más ligeras contemplaciones del cosmos nos hacen estremecer: Sentimos como un cosquilleo nos llena los nervios, una voz muda, una ligera sensación como de un recuerdo lejano o como si cayéramos desde gran altura. Sabemos que nos aproximamos al más grande de los misterios”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: